Press "Enter" to skip to content

La oscura destrucción del bosque de Burlada

Nueva tala en Nogalera

Una vez más nos vemos obligados a denunciar una tala de árboles injustificada y oscura. La Mancomunidad de la Comarca de Pamplona con la connivencia del Ayuntamiento de Burlada pasan a la historia por acabar con una de las zonas boscosas más emblemáticas de Burlada, la llamada Nogalera.

Y es curioso como lo hacen: Primero nos invitan (07/09/2018) con poco tiempo para una reunión para el 12/09/2018, con el ambiguo objetivo de reflexionar “sobre la gestión del Parque Fluvial”; eso sí, sin proporcionarnos los elementos de reflexión necesarios para ello, es decir, el supuesto informe técnico que justificaba la tala. Un informe que parece más difícil de conseguir que el sistema de seguridad de la NASA y que no ha habido manera de hallar ni por activa ni por pasiva.

Les contestamos (11/09/2018) que con tiempo y con el informe acudiríamos gustosos a la próxima reunión; y por la espalda, como en los tiempos de UPN, sin volver a convocarnos ni mandarnos, como solicitamos, el acta de dicha reunión ni el mencionado  informe técnico; se produce la tala masiva de árboles de la Nogalera. Adiós pájaros carpinteros y adiós a las especies de vivían al amparo de frondosos chopos de enormes proporciones y con más de 70 años que constituían un verdadero bosque en la ciudad.

Nos parece un despropósito tanto oscurantismo, y, como amantes de la naturaleza y de ese rincón en especial, nos sentimos decepcionados. ¿Para qué se nos invitó con tan altas perspectivas (reflexionar sobre una gestión), si la decisión ya estaba tomada sobre un supuesto informe que no nos proporcionan? La cuestión es que la gestión de la MCP ha sido y es dudosamente clara y razonable. No es clara, porque simplemente nuestra sospecha es que se trata de un informe realizado en la época de UPN (anterior al 2012) donde la gestión era realizada por técnicos bajo la política de la motosierra. En realidad los mismos medios, “por derechos adquiridos” le llamaron, con los que cuenta en la actualidad la MCP del “cambio” (?). Y tampoco es razonable en cuanto a la gestión, dado que dada su falta de respuesta a nuestras consideraciones, se confirma que la invitación no era sino para simular un falso proceso de participación.

Con posterioridad a la citada reunión que mantienen para confirmar la tala, la MCP publica en su web una noticia igualmente poco clara (22/10/2019) que justifica lo que ellos llaman “talas de seguridad”; en base a, según la noticia, “deficiencias directamente relacionadas con el riesgo de caída”. Sin embargo, a nuestro modo de ver, y vistos los resultados tras la tala, por los cortes realizados a los troncos en diferentes alturas; creemos que son evidencias del error cometido, pues los cortes presentan un estado bueno. En un par de ejemplares, hay algún pequeño deterioro, pero ni mucho menos en tal estado de gravedad en cuanto a podredumbre o detrimento alguno que justifique su eliminación. Hacer creer a la gente que los árboles mismos “por su edad” o porque “se encuentran en fase de degradación por lo que presentan riesgo de caída del propio ejemplar” nos parece una exageración construida ad hoc, para justificar el propio informe, y, una forma de sembrar una alarma injustificada que proporcione argumentos para futuras actuaciones. Esos árboles no se iban a caer ni de broma, son árboles con raíces profundas y, en general, por los mencionados cortes, la mayoría presentan una buena consistencia en sus troncos, en sus ramas robustas y gruesas y en los tocones.

Por las actuaciones que viene realizando la MCP, por ejemplo con el corte de 21 ejemplares sanos en el margen del río Ultzama y otras desperdigadas aquí y allá en la ciudad, en base a informes del antiguo régimen; consideramos en este momento que los bosques, los árboles y las especies que habitan en ellos tienen una amenaza clara en esta política caduca aferrada a la motosierra.

Nosotros creemos que los gobiernos cambian no sólo porque los poderes fácticos económicos y estructurales pujan para su beneficio, sino porque los supuestos gobiernos de izquierdas asumen políticas continuistas y, sobre todo, porque acaban por no hacer caso de las críticas de nadie. Que cada cual lo lea como quiera. En relación a la gestión de los residuos, es lo mismo que ha pasado con el empeño de la MCP por la megalomanía más propia del anterior régimen, en lugar de hacer caso de las experiencias europeas y la voz crítica del movimiento medioambientalista a favor de las pequeñas plantas más sostenibles y manejables en su gestión. Y las riberas del Arga siguen llenas de residuos y con escasos servicios de limpieza… ¿hasta cuándo?.

Pese a la dejadez de MCP y el Ayuntamiento de Burlada mostrada durante los últimos tiempos en la Nogalera e informada por nosotros mismos en un informe detallado: basuras por el campo, robo de bancos en los quioscos, quioscos deteriorados, columpios rotos desde hace años (¿no es eso un peligro de seguridad?), bancos en mal estado…;  su única preocupación ha sido la de cortar árboles.

Esta es la crónica de una muerte anunciada y precedida de maniobras poco claras. Creemos que la forma de proceder ha sido oscura y ninguneadora de la gente que nos involucramos en la protección de la naturaleza.

Deja un comentario

Deja un comentario

  Subscribe  
Notify of
A %d blogueros les gusta esto: